Clases de Yoga para niños y niñas

En estas clases tratamos de dar un tiempo y un espacio a los niños y niñas para que se diviertan aprendiendo, a tener una buena postura, a respirar correctamente, a gestionar sus emociones, a concentrarse…. La filosofía que tenemos es que disfruten del momento presente, jugando, relacionándose con los demás, expresándose… para que salgan de la clase sintiéndose felices.

Preparamos nuestras clases dando mucho espacio a la improvisación para adaptarnos a los niños y niñas, a su estado emocional, a su motivación…

¿Qué hay en una clase de yoga para niños y niñas?

Las clases empiezan todas con un ritual, cantando una pequeña canción o el sonido OM.

Durante la clase hacemos juegos de varios tipos: de pie o sentado, en su esterilla o en toda la sala, solos o en equipo. Estos juegos tienen varios efectos: mejorar la concentración y la memoria, ayudar a moverse y a tener una mejor conciencia de su cuerpo, aprender posturas de yoga, mejorar la respiración… todo eso jugando y disfrutando.

Nos gusta incluir cositas de otros países, ya sea el idioma, la música, o algo de la cultura, para abrirnos al mundo.

En muchos momentos, estaremos escuchando y/o cantando canciones en varios idiomas (español, inglés… también gurmukhi que es un antiguo idioma de la India). Es muy probable que vuelvan con una música en cabeza y que no conozcas el idioma.

Cada persona del grupo puede aportar o compartir lo que quiera: una idea, una competencia, una emoción… Ya sea adulto o niño. Es un lugar para compartir, todos juntos, todos iguales y a la vez siendo todos distintos.

Nos centramos en la diversidad, por lo que aceptamos la idea que un niño o niña no quiera hacer un juego. En clase nada es obligatorio,  tenemos un espacio llamado el “rincón del yogi”, un lugar donde puede ir el niño o la niña si necesita alejarse un poco del grupo por la razón que sea. La regla de oro es no molestar o dañar a nadie, incluyendo  a nosotros mismos.

Fomentamos la expresión que trabajamos en algunos ejercicios, ayudando  expresar con palabras las emociones. Acogemos todo lo que se dice con respecto. Y así, enseñamos también la escucha activa y el respeto a los demás.

Proponemos un tiempo de relajación que iremos alargando muy poco a poco con el tiempo. Y para acabar con tranquilidad, llevamos a cabo un tiempo de creatividad, a veces individualmente, a veces construyendo algo juntos… Y eso nos permite llegar tranquilamente al ritual que cierra la clase, cantando otra vez una pequeña canción o el sonido OM.

Esto es sólo una pequeña pincelada, si quieres más información sobre nuestras clases consúltanos, recuerda que pueden probar una clase gratis y sin compromiso.

Estamos en Mairena del Aljarafe: Calle Artesanía 28, 2ª Planta. Oficinas 8 y 9. Polígono Pisa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>